Desde el viejo mundo

Sistema Fiscal Italiano.

Por Federica Gozio. *15-01-2014
El sistema fiscal italiano está dividido en impuestos individuales y corporativos.

Este sistema tributario consta de tres niveles de recaudación, que son el federal (a nivel nacional) estatal (regional) y municipal, esta recaudación está administrada por la Agencia Tributaria (Agenzia delle Entrate). El ejercicio fiscal está comprendido desde el 1° de Enero hasta el 31 de Diciembre.

A continuación se enumera los impuestos más importantes dentro del esquema impositivo italiano:

  • Impuesto General Sobre la Renta de la Persona Física IRPEF.
  • Impuesto General Sobre la Renta de las Sociedades IRES (personas jurídicas).
  • Impuesto Regional Sobre Actividades Productivas IRAP.
  • Impuesto al valor agregado (IVA).
Esquema fiscal Individual.

El impuesto General Sobre la Renta de la Persona Física (IRPEF), es un impuesto que grava la utilidad generada por personas físicas normado por el «Texto Único de Impuesto Sobre la Renta (Testo Unico della Imposte sui Redditi- TUIR).

El IRPEF recae sobre todas las actividades de los residentes en Italia, sin tener en cuenta en qué lugar han sido desarrolladas, también se consideran las rentas producidas en territorio italiano por personas no residentes en el mismo. Para ser considerado residente italiano es necesario tener más de 183 días en Italia (art. 2 del TUIR).

Son sujetos de impuestos las personas que se encuentren en las siguientes situaciones: rentas obtenidas por concepto de bienes raíces, rentas obtenidas por concepto de empleo (trabajo dependiente); rentas obtenidas por empleo propio (trabajo autónomo); rentas percibidas por socios, asociados y participantes en sociedades. Las ganancias de mercados financieros (intereses generados por bono, dividendos) están exentos de cálculo de IRPEF, ya que previamente se realizo una retención por estos conceptos.

El impuesto bruto está determinado por la aplicación de la tasa de IRPEF a la renta global, i.e. que es la suma de todos los ingresos recibidos, menos el neto de gastos deducibles (gastos médicos, pensión alimenticia, pensión por concepto de jubilación, prestaciones sociales y contribuciones por seguridad social).

El impuesto por pagar es calculado restando los créditos fiscales y las retenciones de impuesto del impuesto neto.

Entre más alta la utilidad se aplicara una tasa impositiva mayor. El monto de de impuesto es progresivo como se señala a continuación:

  • 23% para montos hasta €15,000.
  • 27% para montos de €15,000.01 hasta €28,000.
  • 38% para montos de €28,000.01 hasta €55,000.
  • 41% para montos de €55,000.01 hasta €75,000.
  • 43% para montos de €75,000.01 en adelante.

Es necesario agregar un 3% a la utilidad excedente de €300,000 (esto es a partir del año 2011 hasta 2013).

La utilidad gravable es calculada sustrayendo los costos o gastos deducibles (gastos médicos, pensión alimenticia, pensión por jubilación, prestaciones sociales, y contribuciones de seguro social) es importante mencionar que está permitido la deducción por la compra de la primera casa del total de la utilidad.

Aplicando las tasas impositivas de IRPEF a la utilidad neta gravable, es posible obtener el cálculo bruto de la tasa. El impuesto neto es determinado restando del impuesto bruto todas las prestaciones reconocidas (como los correspondientes a los miembros de familias dependientes del contribuyente, el tipo de utilidad correspondiente a los costos incurridos, de acuerdo con el artículo 10 del TUIR).

Además del impuesto federal, también tenemos que tomar en cuenta el impuesto estatal o regional correspondiente al 1.2%-2.03% y un impuesto municipal de 0.1%-0.8%.

Impuesto corporativo.

El IRES es un impuesto a la renta gravable (utilidad) del ejercicio fiscal que debe de pagarse bajo la base a la utilidad corporativa generada. El monto del impuesto y el cómo se calcula varía dependiendo de la región donde se encuentra asentada la empresa.

Los sujetos de IRES son las sociedades con personalidad jurídica y entidades mercantiles residentes en Italia con rentas obtenidas dentro del territorio, las entidades no mercantiles residentes en territorio italiano (se considera una sociedad o una entidad residente cuando su domicilio legal, administrativo o el objeto principal de la actividad se encuentre en Italia). Otras sociedades y entidades no residentes en Italia solo son sujetas de impuesto por las rentas producidas en territorio italiano.

La tasa de impuesto es por el 27%. Todas las rentas recibidas por las empresas residentes en Italia son consideradas como utilidades corporativas para efectos fiscales independientemente de su naturaleza, el impuesto se calculara de acuerdo a las reglas de la categoría señalada en las mismas de las que se trate.

La utilidad gravable está compuesta por la utilidad neta generada durante el periodo fiscal, como se reporta en el estado de resultados, con los ajustes correspondientes acorde con las provisiones generadas acorde con la TUIR (conciliación fiscal). La utilidad gravable no incluye la renta exenta y/o la renta sujeta a retención de impuesto por liquidación.

Los componentes positivos (ingresos) y negativos (gastos) de la utilidad son considerados en el criterio de devengo para los propósitos fiscales (con la excepción de los dividendos, incluido en la utilidad gravable en criterios de flujo de efectivo).

Para determinar la utilidad gravable para propósitos de cálculo del IRES, es necesario distinguir entre componentes positivos (ingresos y ganancias de capital) y componentes negativos (costos y gastos) de la utilidad.

Los componentes negativos tienen excepciones parciales, las principales son: el 95% de las ganancias de capital obtenidas por compañías residentes en territorio italiano para fines fiscales estará a disposición de las inversiones de capital en las corporaciones o sociedades residentes en Italia y fuera del territorio. Otra excepción son las ganancias de capital obtenidas por personas residentes y no residentes de territorio italiano de cualquier naturaleza, estará a disposición de las inversiones de capital en asociaciones y corporaciones establecidas, no más de siete años y retenido por al menos tres años por el cual se ha reinvertido en compañías relacionadas con el mismo fin comercial dentro de dos años en su desempeño. Los dividendos recibidos de corporaciones residentes en territorio italiano para efectos tributarios en Italia, estado o territorio otro que el impuesto por refugio son excluidos de la utilidad gravable para IRES en un monto correspondiente al 95%.

Los costos y gastos relacionados generalmente con la producción excepto la utilidad y la utilidad gravable pueden ser deducidos en un monto correspondiente en proporción a las utilidades gravables contra el total de utilidades.

Impuesto Regional sobre Actividades Productivas (IRAP)

El impuesto Regional sobre Actividades Productivas (IRAP) es un impuesto de carácter estatal sobre la producción neta valuada o generada en cada periodo fiscal en las regiones italianas por sujetos involucrados en actividades de negocios (donde la compañía haya establecido la localización de la oficina por al menos 3 meses en un periodo fiscal).

Las compañías no residentes en territorio italiano, son sujetos para IRAP solo por el valor de la producción generada por establecimientos localizados en territorio italiano. Los componentes gravables para IRAP son:

  • Todos los ingresos con excepción de las ganancias por capital generado por disposición de las compañías y las inversiones de capital, ingresos extraordinarios específicos, dividendos e intereses (valor de la producción).
  • Todos los costos por materias primas y accesorios, gastos por servicios y rentas, amortización de activo fijo, a excepción de los intereses y gastos financieros, perdidas de capital específicos, y componentes negativos generados de ingresos extraordinarios, costos laborables.

La tasa de para calcular el IRAP es diferente según la actividad de las compañías como se menciona a continuación. Para el sector comercial e industrial la tasa es de 3.9% (tasa normal). Las compañías concesionarias pero con actividades diferentes a la construcción y administración de carreteras y túneles, la tasa para esta actividad es de 4.20%. Para los bancos y empresas financieras la tasa asignada para esta categoría es 4.65%. Las compañías aseguradoras gravan a una tasa de 5.90%. Para algunos sectores la tasa puede incrementarse en un punto porcentual. La tasa es cambiada por las regiones, ajustándolo en base al coeficiente de 0.9176.

Existen algunas deducciones para el IRAP que se incluyen en la base gravable:

  • Nuevas contrataciones.
  • Búsqueda y desarrollo de personal.
  • Empleados contratados con contratos permanentes.
Impuesto al Valor Agregado (VAT).

La reglamentación italiana para el Impuesto al Valor Agregado (VAT-IVA) está acorde con las directivas de la Comunidad Europea. Este sistema es designado para asegurar el pago de este impuesto únicamente por los consumidores finales, como negocio generalmente puede deducir el IVA pagado en las etapas intermedias de la producción. IVA generalmente se agrega a cada venta de bienes y/o servicios llevados a cabo en territorio italiano. La tasa ordinaria de IVA es del 22% desde el año 2013.

"Trackback" Enlace desde tu web.